AMBIENTE Y COMUNIDAD

UNIDOS HACIA LA SUSTENTABILIDAD

viernes, 13 de agosto de 2010

LA EDUCACIÓN AMBIENTAL




Por Abog. Alberto Montes Arias.

"A lo largo de la historia de la humanidad el hombre siempre ha influido en el ambiente que le rodea con su actividad, así podemos observar la transformación de bosques en zonas de pasto y de cultivo o la ocupación de zonas naturales para la construcción de viviendas. Entonces, ¿por qué nos preocupa hoy más que hace 200 años la transformación del medio? La respuesta es clara, actualmente estas transformaciones están siendo cada vez más rápidas y de mayor escala generando problemas ambientales que están afectando al hombre, a su modo de vida, a su economía e incluso se pone en peligro su propia supervivencia.

Los problemas ambientales son muy variados y afectan a distintos aspectos del medio ambiente, desde la contaminación del agua, escasa e indispensable para la vida, a la acumulación de residuos, el agotamiento de los recursos, la pérdida de diversidad biológica, la lluvia ácida, la destrucción de la capa de ozono o la desertificación entre otros muchos no menos importantes.

Conocemos la causa de la mayoría de estos problemas pero a pesar de ello no se proponen medidas preventivas sino curativas cuando el daño ya está hecho. Por ejemplo, sabemos que la emisión cada vez mayor de contaminantes a la atmósfera es causa del efecto invernadero, sin embargo las soluciones que se buscan pasan por mejorar las técnicas de depuración y en muy pequeña medida en reducir las emisiones de los gases que lo producen.

Se buscan soluciones a modo de parche sin enfrentarnos a la causa real que genera los problemas ambientales, esto es, el modo de vida y los valores que tiene asumida la actual sociedad de consumo en la que vivimos. Esta sociedad de consumo busca el máximo beneficio económico y la máxima rentabilidad y productividad a corto plazo, pasando por encima de la salud y el bienestar de las personas. Su objetivo es el crecimiento económico por encima de todo, olvidando que este no puede ser ilimitado y de que su fin es la mejora de la calidad de vida. Olvidándose incluso del resto de los hombres y seres vivos con los que comparte el planeta.

Nos encontramos ante lo que se ha denominado desarrollo no sostenible.

Parece como si el hombre viviese de espaldas al medio en el que se desarrolla su vida, todo aquello que no responde a sus expectativas o a sus intereses lo elimina o lo acomoda a sus necesidades sin pensar en las consecuencias.

Los problemas ambientales que se originan los considera como algo inevitable del necesario crecimiento económico y confía en que el desarrollo tecnológico pueda solucionarlos. Sin embargo, o bien los problemas ambientales sobrepasan nuestra capacidad o los estamos dando la espalda, cerrando los ojos ante lo que no queremos ver, ¡imposible reducir los beneficios adoptando medidas que eviten la contaminación!

Si el origen del problema es el actual sistema de valores que se impone en la sociedad parece claro que la solución a todos los problemas ambientales debe pasar por una modificación en la forma de pensar de la sociedad para conseguir una transformación en los comportamientos, y estas modificaciones sólo se conseguirán con la educación". tomado de Concepción Cánovas Martín. Educación ambiental y cambio de valores en la sociedad. Crónica bibliográfica. Observatorio Medioambiental Vol. 5 (2002): 357-364 358.


Los grandes logros de la humanidad, como el desarrollo integral del hombre, el progreso, los adelantos técnicos-científicos-sociales-económicos, la civilización, el progreso, que no se niega, han cambiando la forma de vivir y sus aspiraciones, pero también nos ha conducido a un desequilibrio en el entorno que se presenta en grandes problemas ambientales y que adquieren en la actualidad, características exponenciales.

Esto es así, y en este sentido, siendo el hombre una especie egoísta por naturaleza, sin importarle las necesidades más urgentes de sus especie y por ende de su entorno, se abalanzó a la conquista de la naturaleza y su agresión continua al medio natural, olvidándose de su dependencia al medio natural, generando un crecimiento exponencial de población, producción, consumo y generación de desechos.

Hace poco asistí a un Taller de Cátedra Libre sobre Educación Ambiental, dictado por la destacada profesora Clara Acosta de Añez, docente jubilada de la prestigiosa Universidad del Zulia y actualmente Jefe de la División de Educación Ambiental del Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (ICLAM), y nos comentaba, palabras más o palabras menos, que “cualquier persona o ser humano que tenga conocimiento, aunque sea poco o algo sobre el medio ambiente que lo rodea, sabrá respetar y convivir armónicamente con ella. Cuando conozca algo sobre el medio ambiente, debe haber un cambio en la conducta y por consiguiente, saber actuar armónicamente ante éste”. Razón no le falta!


La célebre Carta de Belgrado de 1975 establece un marco de referencia para implementar el proceso de la educación ambiental en cada país, al plantearse como norte de la educación ambiental " Lograr que la población mundial tenga conciencia del medio ambiente y se interese por él y por sus problemas conexos y que cuente con los conocimientos, aptitudes, actitudes, motivación y deseo necesario para trabajar individual y colectivamente en la búsqueda de soluciones a los problemas actuales y para prevenir los que pudieran aparecer en lo sucesivo". En este contexto nace el concepto de educación ambiental. En él se incluye la necesidad de contextualizar la “calidad de vida” para cada nación, en función la cultura existente en ella. (Naciones Unidas, 1975). Además, se pretende lograr con la educación ambiental, la comprensión por parte de los individuos y colectividades del sistema complejo del medio ambiente, formado por el medio natural y el medio creado por el ser humano. De este modo se pueden adquirir conocimientos valores y habilidades que permitan una mejor gestión de la calidad y problemática del medio ambiente. La Educación Ambiental (EA) también incluye la necesidad de mostrar las interdependencias económicas, políticas, socioculturales y ecológicas del mundo. (Conferencias de Tbilisi, 1977).

Aunque la terminología educación ambiental, ya aparece en documentos de la UNESCO datados de 1965, no es hasta el año 1972, en la Conferencia de la Naciones Unidas sobre el Medio Humano, cuando se reconoce oficialmente la existencia de este concepto y de su importancia para cambiar el modelo de desarrollo. En dicha conferencia se llama la atención por primera vez sobre el peligro de los recursos naturales.

Así, durante varios años se fueron dando acontecimientos que permitió la contextualidad de lo que hoy se conoce como educación ambiental, realizado a través de conferencias y congresos internacionales sobre la educación ambiental, sistematizandola así:

  • Conferencia de la Naciones Unidas sobre el Medio Humano (Estocolmo, 1972).Básicamente, se observa una advertencia sobre los efectos que la acción humana puede tener en el entorno material. Hasta entonces no se plantea un cambio en los estilos de desarrollo o de las relaciones internacionales, sino más bien la corrección de los problemas ambientales que surgen de los estilos de desarrollo actuales o de sus deformaciones tanto ambientales como sociales.
  • Coloquio Internacional sobre la Educación relativa al Medio Ambiente (Belgrado, 1975). Señala la necesidad de replantear el concepto de desarrollo y a un reajuste del "estar" e "interactuar" con la realidad, por parte de los individuos. En este sentido se concibe a la educación ambiental como herramienta que contribuye a la formación de una nueva ética universal que reconozca las relaciones del hombre con el hombre y con la naturaleza; la necesidad de transformaciones en las políticas nacionales, hacia una repartición equitativa de las reservas mundiales y la satisfacción de las necesidades de todos los países.
  • Conferencia Intergubernamental sobre Educación relativa al medio Ambiente (Tbilisi, 1977). En este evento se acuerda la incorporación de la educación ambiental a los sistemas de educación, estrategias; modalidades y la cooperación internacional en materia de educación ambiental. Entre las conclusiones se mencionó la necesidad de no solo sensibilizar sino también modificar actitudes, proporcionar nuevos conocimientos y criterios y promover la participación directa y la práctica comunitaria en la solución de los problemas ambientales. En resumen se planteó una educación ambiental diferente a la educación tradicional, basada en una pedagogía de la acción y para la acción, donde los principios rectores de la educación ambiental son la comprensión de las articulaciones económicas políticas y ecológicas de la sociedad y a la necesidad de considerar al medio ambiente en su totalidad.
  • Congreso Internacional de Educación y Formación sobre Medio Ambiente (Moscú, 1987). Ahí surge la propuesta de una estrategia Internacional para la acción en el campo de la Educación y Formación Ambiental para los años 1990 - 1999. En el documento derivado de esta reunión se mencionan como las principales causas de la problemática ambiental a la pobreza, y al aumento de la población, menospreciando el papel que juega el complejo sistema de distribución desigual de los recursos generados por los estilos de desarrollo acoplados a un orden internacional desigual e injusto, por lo que se observa en dicho documento una carencia total de visión crítica hacia los problemas ambientales.
  • Conferencia de las Naciones Unidas sobre el medio Ambiente y Desarrollo (Rio de Janeiro, 1992). Veinte años después de la Conferencia de Estocolmo, la ideología ambientalista es tan antropocéntrica que puede superar la capacidad de carga del planeta. De ahí, que el eslogan de la Conferencia realizada en Río en 1992, sea ¡Salvemos la Tierra!, en donde se desarrolla la agenda local 21.En la llamada Cumbre de la Tierra se emitieron varios documentos, entre los cuales es importante destacar la Agenda 21 la que contiene una serie de tareas a realizar hasta el siglo XXI. En la Agenda se dedica un capítulo, el 36, al fomento de la educación, capacitación, y la toma de conciencia; establece tres áreas de programas: La reorientación de la educación hacia el desarrollo sostenible, el aumento de la conciencia del público, y el fomento a la capacitación.
  • Paralelamente a la Cumbre de la Tierra, se realizó el Foro Global Ciudadano de Río 92. En este Foro se aprobó 33 tratados; uno de ellos lleva por título Tratado de Educación Ambiental hacia Sociedades Sustentables y de Responsabilidad Global el cual parte de señalar a la Educación Ambiental como un acto para la transformación social, no neutro sino político, contempla a la educación como un proceso de aprendizaje permanente basado en el respeto a todas las formas de vida. En este Tratado se emiten 16 principios de educación hacia la formación de sociedades sustentables y de responsabilidad global. En ellos se establece la educación como un derecho de todos, basada en un pensamiento crítico e innovador, con una perspectiva holística y dirigida a tratar las causas de las cuestiones globales críticas y la promoción de cambios democráticos. Al mencionar la crisis ambiental, el Tratado identifica como inherentes a ella, la destrucción de los valores humanos, la alienación y la no participación ciudadana en la construcción de su futuro. De entre las alternativas, el documento plantea la necesidad de abolir los actuales programas de desarrollo que mantiene el modelo de crecimiento económico vigente.
  • Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental, Guadalajara (México, 1992).se estableció que la educación ambiental es eminentemente política y un instrumento esencial para alcanzar una sociedad sustentable en lo ambiental y justa en lo social, ahora no solo se refiere a la cuestión ecológica sino que tiene que incorporar las múltiples dimensiones de la realidad, por tanto contribuye a la resignificación de conceptos básicos. Se consideró entre los aspectos de la educación ambiental, el fomento a la participación social y la organización comunitaria tendientes a las transformaciones globales que garanticen una óptima calidad de vida y una democracia plena que procure el autodesarrollo de la persona.
  • Conferencia Internacional Medio Ambiente y Sociedad (Tesalónica, 1997). En ella, se afirmó que la pobreza, desarrollo y medio ambiente, son tres conceptos que no se pueden separar.El objetivo de la sostenibilidad es fundamental, pero requiere de grandes esfuerzos y de la voluntad de las sociedades, puesto que en ocasiones puede necesitarse un cambio radical de hábitos de consumo y modos de vida.La educación es clave, y debe plantearse para toda la sociedad, de un modo plural y laico; y orientada para la sostenibilidad. Ésta tiene que realizar una aproximación holística, interdisciplinaria y con identidad propia.

En Venezuela, las contribuciones son variadas. Los primeros aportes son en el ámbito formal de la educación y los no formal a través de los movimientos ecologistas y conservacionistas que surgieron a nivel nacional y que impulsaron el desarrollo del concepto.

En lo formal la educación ambiental orientada en los niveles y modalidades del sistema educativo, es una de las herramientas más utilizadas para la transmisión de una instrucción y educación relacionadas con el cuidado y protección del Medio Ambiente, y por ende en la búsqueda de necesarias soluciones a las distintas problemáticas que se distinguen en los diferentes contextos naturales y socio económicos.

Así el artículo 107 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, considera la educación ambiental como materia obligatoria, tanto en lo formal como en lo no formal, cuando expresa:" La educación ambiental es obligatoria en los niveles y modalidades del sistema educativo, así como también en la educación ciudadana no formal.....". Lo que constituye un salto transcendental pues constituye una especie de declaración a favor de la conservación ambiental, elevada a rango constitucional.

Igualmente, se desarrolla en la Ley Orgánica del Ambiente, publicada en Gaceta Oficial No. 5.833 Extraordinaria de fecha 22-12-2006, todo un Titulo sobre la educación ambiental, indicando en su artículo 34 el objeto de la educación ambiental, cuando dice " La educación ambiental tiene por objeto promover, generar, desarrollar y consolidar en los ciudadanos y ciudadanas conocimiento, aptitudes y actitudes para contribuir con la transformación de la sociedad, que se reflejará en alternativas de solución a los problemas socio-ambientales, contribuyendo así al logro del bienestar social, integrándose en la gestión del ambiente a través de la participación activa y protagónica, bajo la premisa del desarrollo sustentable".

Por otro lado, la Ley en comento, en su artículo 35, presenta los siguientes lineamientos conforme a lo cual debe regirse la educación ambiental, 1). Incorporar una signatura en materia ambiental, con carácter obligatorio, como constitutivo del pénsum en todos los niveles y modalidades del sistema educativo bolivariano, dentro del continuo proceso de desarrollo humano, con el propósito de formar ciudadanos y ciudadanas ambientalmente responsables, garantes del patrimonio natural y sociocultural en el marco del desarrollo sustentable. 2). Vincular el ambiente con temas asociados a ética, paz, derechos humanos, participación protagónica, la salud, el género, la pobreza, la sustentabilidad, la conservación de la diversidad biológica, el patrimonio cultural, la economía y desarrollo, el consumo responsable, democracia y bienestar social, integración de los pueblos, así como la problemática ambiental mundial. 3). Desarrollar procesos educativos ambientales en el ámbito de lo no formal que promuevan y fortalezcan el derecho a la participación de ciudadanos, ciudadanas y comunidad en general, en el marco de una gestión del ambiente en forma compartida. 4). Incorporar la educación ambiental para el desarrollo endógeno sustentable, desde una perspectiva participativa, crítica, influyente, transformadora de los sistemas productivos que reconozca la diversidad cultural y ecológica en el ámbito de la organización social. 5). Promover el diálogo de saberes, como base del intercambio, producción y difusión de información en los procesos educativos ambientales para generar acciones colectivas en el abordaje y soluciones de problemas socio-ambientales.

Como podemos observar, tanto la Constitución como la Ley Orgánica del Ambiente, permiten desarrollar el proceso educativo ambiental también en el ámbito no formal, permitiendo así la incorporación de organismos no gubernamentales y comunidad organizada a participar de forma compartida en la gestión del ambiente. En este sentido, la educación ambiental no formal teniendo un objetivo como la educación ambiental formal, no se lleva intramuros, sino fuera del ámbito de instituciones educativas y con planes de estudio no reconocidos oficialmente, desarrollándose de manera libre a través y como complemento de su actividad principal y como actividades de apoyo o refuerzo a la acción educativa formal, y en este sentido se han creado en Venezuela una serie de organizaciones, fundaciones y asociaciones, cuyos objetivos es contribuir a que los ciudadanos lleguen a estar informados en materia medioambiental y así crear conciencia sobre la importancia de conservar y convivir armónicamente con el medio ambiente que los rodea.

Para finalizar, debemos decir que con la educación ambiental se pretende conseguir que las personas desarrollen una conducta correcta respecto a su entorno y de acuerdo con valores asumidos libre y responsablemente; se necesita de forma imperiosa un cambio en la conducta y en la escala de valores de la población respecto del medio que les rodea y sobre todo, preparados para trabajar, individual o colectivamente, por la consecución y mantenimiento de un equilibrio armónico y dinámico entre calidad de vida y calidad de Medio Ambiente































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada